El Temor a la verdad

La verdad siempre se impone y más aún frente a los que tratan de oscurecer la vida de hombres valientes como lo era Orlando Zapata Tamayo.

 Llevaba varios días siguiendo atentamente el noticiero nacional de la televisión  porque tenía la certeza que algo tenían que decir, mentiras como es  costumbre, pero no podían quedar callados ante el impacto que provocó la muerte de este joven luchador en el mundo. Gran parte del pueblo cubano por diversas vías tenían conocimiento y la nota manipulada del gobierno deja mucho que desear, ellos no respetan el dolor de una madre y mienten al decir que el quería refrigerador y teléfono en su celda, no era así, el solo pedía que lo trataran con las mismos beneficios que a Fidel Castro cuando estuvo preso por asaltar el cuartel Moncada en su lucha contra el dictador Fulgencio Batista.

 Quien pudo conocer como yo a Zapata sabrá que sus pensamientos, la convicción de una lucha por la libertad de todos los presos políticos, la verdadera igualdad, equidad y los derechos elementales que le son violados a los cubanos, distinguían a este joven de piel morena, una biblia era su almohada y vestía una sonrisa radiante ante el déficit de alimentos que apoyaba sus demandas.

 Luego, ya encarcelado, apoyé a su señora madre, Reina Tamayo Danger con la divulgación de alguna noticia, alguna ayuda que podía entregarle y el cariño y reconocimiento como mujer y madre valiente.

 Durante el encarcelamiento de mi esposo Ricardo Santiago Medina Salabarria, coincidí y pude saludarlo en la prisión de Taco-Taco, cada visita le hacia llegar su comida de parte nuestra, porque él no ingería los alimentos del régimen penitenciario, el correspondía de igual forma con mi esposo.

 La indomable postura de este hombre esta recogida en la historia de esta nación, su distinción por la justicia le llevo a recibir varias golpizas, Zapata no caminaba dentro de la prisión, los militares tenían que tirar un carretón con el sentado para salir a visita todo vestido de blanco en señal de protesta, para esto se paralizaban todas las actividades del penal, en busca del menor contacto posible con los demás presos, no era necesario, los gritos de aclamación por las rejas no se hacían esperar, aparecía majestuosamente con el mayor de los atributos, su cubania y el amor a la justicia.

 Orlando Zapata Tamayo, hoy estas libre de todas las ataduras, ya tu cuerpo físico cargado de lesiones y marcas por las golpizas, descansa en paz y tú te desplazas por el Oriente Eterno con tu imborrable reclamo de Libertad para los hermanos del presidio político y para el pueblo de Cuba.

 Y la única verdad es que ellos  siempre mienten.

 

Published in: Sin categoría on marzo 5, 2010 at 10:15 am  Comments (2)  

The URI to TrackBack this entry is: https://kubasepia.wordpress.com/2010/03/05/el-temor-a-la-verdad/trackback/

RSS feed for comments on this post.

2 comentariosDeja un comentario

  1. mE HAS SENSIBILIZADO MUCHO CON TUS COMENTARIOS SOBRE EL TEMPLE DE ORLANDO ZAPATA. YA ERA DE IMAGINAR COMO ERA, POR LA VALENTÍA Y LA ENTEREZA QUE MOSTRÓ.
    GRACIAS POR COMPARTIR ESTOS SENTIMIENTOS CON LOS QUE TE LEEMOS…

  2. […] Fear of the Truth Spanish postMarch 5 […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: