Deportados de Camaguey a La Habana


Este sábado mi esposo Ricardo Medina y yo preparamos viaje rumbo a Camagüey pero con el objetivo de luego continuar hasta Santiago de Cuba donde pretendíamos participar en la misa que ofrecerá su Santidad Benedicto XVI en la plaza Antonio Maceo. Salimos en la guagua de las 2 pm que llegó pasada las 11:00 pm a Camagüey. Fuimos a casa de Irel Gómez Moreira delegado del CID quien reside en la calle Palomino No 621, llevamos como plan de trabajo fundar una delegación de jóvenes y conocer algunos miembros de nuestra organización en esa zona.

Cuando llegamos nos pareció un poco sospechoso un auto lada que venía muy suave de frente a nosotros en aquellas calles tan desoladas, al parecer era una pareja. Al día siguiente ,o sea, ayer domingo, nos levantamos bien temprano para comenzar todo lo acordado y al salir de la casa a las 6:20 am cuando un hombre vestido de civil y algo apurado nos intercepta en el camino para pedir nuestra identificación , en la esquina estaba esperando el mismo auto lada con la misma mujer y el hombre a nuestros reclamos nos enseño un carne del DTI, quiso que nos montáramos en su lada pero nos negamos pues si estábamos en calidad de detenidos donde montamos fue en un carro patrullero junto a Irel.

Nos trasladaron hasta el Centro de Operaciones de la Seguridad del Estado, G-2. Era tan temprano se observaba que los guardias se acababan de levantar. Nos entraron a un salón que por la estructura me imaginaba que se trataba de visitar nuevos calabozos .Un oficial me llamo y en un cuartico pequeño comenzó a requisarme y me dejaron solo con el aseo y las ropas. Llamo a una teniente para que me revisaran el cuerpo. Me entraron al interior donde estaban los calabozos y en una oficina esta mujer de no más de 25 años me da órdenes de quitarme todas mis ropas, cosa que me negué, ella por el modo en que me vio solo me dijo que si mi ajustador tenia varillas que se las quitara porque no me podía mandar a la celda con las ballenas porque si sucedía algo ella era la responsable y la llevaban para fiscalía militar. Yo por debajo de mi blusa quite mi sostén, ella trato de romperlo y le dije que lo llevara para donde estaban mis pertenencias pero que no me lo iba a romper. La joven hizo como le dije y no me insistió, enseguida llamo al control como le dicen al calabocero y me llevaron a la celda 3 donde estaba una mujer al borde de la locura pues llevaba más de 12 días por un delito económico y la tenían bajo presión. Enseguida que me vio y comenzamos a conversar y dije porque estaba allí ella desesperada me comenzó a contar todo lo que sucede en ese lugar.

A los minutos me sacan de la celda un guardia llamándome por el número 96 al cual no conteste, este en forma descompuesta me dice que si yo era sorda que me estaba llamando, en el instante le conteste que yo tenía nombre y que por números no le respondía a nadie que no se molestara en volverme a llamar. Me sacan y un mayor llamado Fernando, según él , me enseña el celular de Ricardo que tenía en los sms varios Twitter de algunos amigos informándonos como estaba la represión por la visita de papa y me dice que nos estaban incitando a que fuéramos a la misa a gritar libertad, ahí comencé a reír y le dije, mire busque en internet esos son Twitter de nuestros amigos,déjese de miedo, porque les molesta tanto la palabra libertad, si ella es un derecho que nace con todos los seres humanos y a que a ti también te la quitaron, el tipo dio una palmada en la mesa y me dijo mira lee la orden de detención para que la firmes. Cuando la leí decía que nos detuvieron por alterar el orden, por supuesto que me negué a firmarla y él se molestó grandemente y mandó que me llevaran de vuelta a la celda.

Pasada una hora más o menos, porque en aquella celda tapiada era imposible calcular el tiempo, no se podía ver ni un rayito de luz, viene un guardia, el mismo que me hizo la requisa, a traerme un colchón, le dije llévatelo que estaré aquí sin colchón, sin comer y sin tomar agua, lo deje observándome y me acosté como si nada me importara en una cama de angulares y madera y de espaldas a la puerta.

Al rato me traen una doctora preguntando si padecía de algo, solo le contesté, sí de alergia a tu revolución y al verde olivo. Ella solo me miró, tomó la tensión a la mujer que estaba allí y con la misma salió, todo muy rápido.
En unos minutos me vuelven a sacar y me llevan a una oficina donde me esperaban el Jefe del cuartel quien me dijo que debía responder una serie de preguntas que haría el mayor Fernando y que luego resolverían llevarnos a mi esposo y a mí para la Habana.

Salieron todos porque había más guardias en la oficina que me llevaron y aquel me preguntó que íbamos hacer en Camagüey y que hacia el partido Cuba Independiente y Democrática, de donde conocíamos a Irel. Yo le respondí que estaba en Camagüey porque como cubana andaba por toda Cuba como se me diera la gana, que conocía a Irel como mismo conocía a un montón de camagüeyanos y que el partido al que yo pertenezco lo que quiere es que hayan elecciones libres y que exista el pluripartidismo, que se respeten los derechos Humanos y no metan mujeres en los calabozos por su forma de pensar y de expresarse.

El hombre ya molesto me pregunta cuando fue mi última detención, le dije que el domingo pasado y me dice, eso te hace sentir fuerte verdad?,pregunta que grado de escolaridad yo tenía, le digo técnico medio superior, me gradué de técnica en Biología Clínica pero no pude continuar porque no era confiable .Enseguida abrió la puerta y le dijo al guardia que me llevara de vuelta al calabozo. Al instante me vuelven a sacar para firmar un acta según ellos de lo que habíamos declarado, acta que me negué a firmar y así lo puso, SE NEGO, rápidamente me sacaron porque según ellos ya no había tiempo, devolvieron mis pertenencias, las revise minuciosamente y nos llevaron a Ricardo y a mí en un lada que decía en grande G-2 y nos dejaron en la terminal de ómnibus nacionales Astro, me pidieron dinero para sacar pasajes , atrasaron el ómnibus por 45 minutos, toda la gente a la expectativa y un oficial nos escolto todo el viaje observando con detenimiento todos nuestros pasos, llegando a la Habana en una parada ya cercana a nuestra casa, en Manglar, nos bajamos inesperadamente dejando al hombre que nos custodiaba sin poder reaccionar.

Gracias a Dios ya estamos en casa y agradezco a todos mis amigos por la preocupación y por sus Tweets.

About these ads
Published in: Sin categoría on marzo 26, 2012 at 11:48 am  Comentarios (3)  

The URI to TrackBack this entry is: http://kubasepia.wordpress.com/2012/03/26/deportados-de-camaguey-a-la-habana/trackback/

RSS feed para los comentarios de esta entrada.

3 comentariosDeja un comentario

  1. Y SOY REPETITIVO HASTA EL HARTAZGO… Con todo respeto. EL PUEBLO CUBANO DEBE OCUPAR LAS CALLES DE CUBA, en forma pacífica, aprovechar la presencia papal, para que el vea la realidad cubana, y luego.. NO ABANDONAR LAS CALLES HASTA UNA “CUBA LIBRE”

  2. mujer muy valiente :D

  3. Cerdos castristas.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: